Follando con el teléfono

Me encanta estar follando con el teléfono

follando con el teléfono

Recuerdo como empecé con mi experiencia del teléfono erótico. Ocurrió hace tres años en cuanto mi mujer me dejó. Reconozco que sufrí una experiencia muy traumática y no conseguía levantar cabeza.

Llegué un momento en el que supe que no podía tocar más fondo así que a partir de entonces iba a ir solo hacia arriba. Tenía que hacer muchas cosas nuevas y por eso decidí juntarme con un grupo de amigos del trabajo que más de una vez me habían propuesto salir juntos.

Así es como descubrí que algunos de ellos se pasaban los viernes follando con el teléfono.

 

Llamaban al servicio de chicas Dessire’s Girl (que yo conocía porque en mi ciudad aparecía repetidamente en los carteles de seguridad). De entrada les aseguré que no tenía intención de llamar a este tipo de teléfono porque sabía que era un timo.

Sin embargo, ellos me aseguraban que también pensaban lo mismo que yo al principio… pero fue probarlo y la cosa cambió totalmente.

No me gusta criticar las cosas sin darme una oportunidad así que, una noche, les pedí el teléfono porque quería probarlo.

Esperé a que fuera el sábado para hacerlo.

Decidí preparar la atmósfera para que saliera todo bien. Bajé la iluminación de la casa (tengo luces regulables), puse una música relajante de fondo y, ¿Por qué no decirlo? También me quedé completamente desnudo.

Entonces llamé a la línea. Debo reconocer que la chica con la que pedí hablar se parecía físicamente a mi exmujer… o, al menos, eso es lo que me dijeron y yo me lo creí.

Al principio era muy escéptico pero, poco a poco, la cosa fue cambiando. Me excitó de una forma muy especial que consiguió atraerme de inmediato. Cada 2 sábados suelo llamar a este servicio tan especial.