Auténticas salvajes en la cama

¿Quieres dejar a tu hombre con la boca abierta en la cama? Hay ciertos truquillos, al alcance de todas que nos permiten convertirnos en unas auténticas salvajes en la cama.

Tan solo sigue leyendo este artículo para descubrir unos tips muy interesantes.

Trucos para ser unas auténticas salvajes en la cama.

  • auténticas salvajes en la camaControla la respiración: La respiración es la clave de todo, incluso a la hora de mantener relaciones sexuales. Respirar profundamente te ayuda a conectar con tu cuerpo, en lugar de solo con la mente.

Un error muy común que todos y todas solemos cometer es intentar controlarlo todo cuando llegamos al clímax, cuando deberíamos dejar fluir la respiración. Así se multiplicará el placer que nos llega mediante el orgasmo.

  • El poder de los susurros: Aprovecha los susurros para hacerle una promesa. Por ejemplo, puedes acercarte a su oreja y decirle te voy a poner los pelos de punta. Después de inclinas sobre él y empiezas a besarle la nuca, siempre con suavidad. Esto lo puedes combinar apretándole la espalda firmemente, y es que aquí nos encontramos con una larga serie de terminaciones nerviosas que le van a estimular.
  • Vestuario provocativo: Los hombres son muy visuales, sobre todo si lo que estás buscando es excitarlos. Por ello, te recomendamos hacerte con tu lencería más sexy para ese momento y hacer un esfuerzo con tu pelo y con tu maquillaje. Puedes soltarte el pelo y hacerlo mucho más sexy y rebelde. ¿Sabes lo mejor de todo? Que lo vas a excitar y ni tan siquiera lo habrás tenido que tocar.
  • Usa tus manos y tus uñas: Toca y masajea en detalle su cuerpo, pero, sobre todo, debes enfocarte en la zona de la espalda. Deja que te sostenga y que coja tu cuerpo, tomándote de tus glúteos desnudos. Ve acariciando tu espalda lentamente y, mientras se produce la penetración, araña un poco su espalda con tus uñas, pero no le llegues a lastimar.
  • Dale indicaciones: Tu chico no va leerte la mente, lo que quiere decir que, si quieres que haga algo, se lo tienes que decir. Lo puedes hacer de manera sexy, gimiendo y utilizando una voz más suave, que puede ser hasta un susurro o un murmullo. A ellos les encanta que controles la situación y les excita que disfrutes del sexo, tanto como ellos lo hacen.

Con estos consejos, nos convertiremos en auténticas salvajes en la cama.