Líneas eróticas gratuitas

¿Se puede ligar en las líneas eróticas gratuitas?

líneas eróticas gratuitas

¡Cuidado con eso! Cuando decidimos llamar a un servicio de líneas eróticas gratuitas (si es que realmente podemos encontrar alguna), las mujeres del otro lado se van a mostrar muy agradables con nosotros.

Ellas cuentan con mucha experiencia ayudando a los hombres a correrse, por lo que saben exactamente las palabras que tienen que decir para conseguirlo. Tú les puedes ayudar indicando de antemano lo que quieres que te hagan, además de establecer algunos límites que ninguno de los dos deberíais traspasar.

Ahora bien, por muy receptivas que se puedan mostrar a nuestros encantos, no nos tenemos que enamorar. Algunos hombres cometen un error muy grave: piensan que cuando una mujer está siendo amables con ellos, es porque gustan algo más.

Y esto es lo peor que podemos hacer en una línea erótica. Aunque parezca algo sacado del argumento de una película de Hollywood, se han dado casos de hombres que se han enamorado de una mujer a través de las “líneas eróticas gratuitas”.

Por supuesto, nunca vas a tener nada con ellas, ni tan siquiera vas a llegar a verlas en persona. Lo único que vas a conseguir es desarrollar una poderosa adicción que, en el peor de los casos, va a conseguir que te vayas arruinando poco a poco con llamadas de mucha duración en todos los días de la semana.

Tienes que pensar que las chicas de este tipo de línea son de “usar y tirar”. Hablando en caro, lo que tienes que hacer es calentarte al máximo posible, correrte a partir de sus palabras pero, cuanto todo acabe, centra tu mente en otra cosa.

Con confundas el afecto que te ofrecen con algo más allá de lo que realmente es. De esta manera no tendrás ningún tipo de problema.