Swinger

¿En qué consiste el fenómeno Swinger?

Podemos encontrar muchas connotaciones en base al término Swinger: Generalmente se refiere a aquellas personas que tienen pareja pero que llegan a algún acuerdo para disfrutar del sexo con otros miembros ajenos a la relación.

Muchas personas confunden este término con el intercambio de parejas aunque no se refiere únicamente a eso: también hace referencia a la práctica de sexo en grupo de tres o más personas así como cualquier otro tipo de variante que pueda llegar a surgir de las prácticas sexuales.

Algunas consideraciones que hay que tener en la mente si queréis sumaros al fenómeno Swinger

Conseguir tener el nivel de confianza que hace falta para que una relación realmente pueda llegar a participar en este fenómeno no es algo demasiado sencillo. No se trata solamente de dar nuestro permiso para que nuestra pareja pueda hacer lo que le venga en gana, si no de que luego no podremos reprochárselo en ningún momento.

Tenemos que confiar lo suficiente en ella para saber que, aunque tenga relaciones con otras personas, al final volverá a nosotros y podremos seguir con nuestra relación de manera habitual.

El principal motivo para que una pareja se decida apuntar a este fenómeno es la rutina: con el paso del tiempo las parejas se acostumbran demasiado al cuerpo del otro individuo de la relación. Prueban con cosas nuevas como diferentes juguetes sexuales así como otras posturas pero parece que nada les llega a satisfacer plenamente.

Será entonces cuando se decidan a probar tener sexo con otras personas… eso sí, solo va a ser sexo, los sentimientos no van a importar para nada. Esto es algo que se debe de dejar claro desde el principio.

Decidir ser Swinger puede ser sencillo… lo que no lo es tanto es hacerlo.

swinger