Chicas calientes esperándote

Chicas calientes esperándote: ¿Cómo trabajan estas mujeres desde casa?

Trabajar en líneas eróticas desde casa es una opción muy interesante de teletrabajo que está revolucionado el mundo laboral. La gran ventaja es que se puede trabajar de una manera cómoda, y sin tener que ir todos los días al centro de llamadas. Hay chicas calientes esperándote que estén en su casa, libres y desnudas, sin la presión de estar en una sede, por lo que serán mucho más complacientes para poder hacer todo lo que te venga en gana.

chicas calientes esperándoteCuando estas mujeres quieren dedicarse a este oficio desde casa, se le presentarán dos posibles opciones:

-Pueden buscar por Internet aquellas entidades que faciliten una línea de tipo 803 y entrar a trabajar en ellas cómo colaboradoras. En estos casos, la mujer ganará en base a la cantidad de minutos que hable con el cliente, así como en relación al % que se haya pactado con la entidad. Por poner un ejemplo, si cada minuto cuesta al cliente 1,50€, y se ha pactado un porcentaje de 50%, entonces los beneficios serán de 0,75€ (a los que habrá que quitar impuestos).

-También se pueden integrar a una empresa que le suministren la línea de móvil que se usará para darte el servicio que busca.

La mujer que trabaje en este tipo de línea debe de ser capaz de ponerse horarios; lo que no puede hacer es coger las llamadas en cualquier momento del día, ya que tendrá familiares y cosas que hacer. Lo que suelen hacer es ponerse un horario nocturno, ya que en ese momento es cuando están menos ocupadas, y al mismo tiempo es el momento en el que llamarán la mayor parte de los clientes.

Hay muchas chicas calientes esperándote a través de la línea erótica… ¿Por qué no te atreves y haces ya tu llamada?