Sexo telefónico amateur: Los servicios no profesionales que nos encantan

Cuando aparece el término “amateur” en algo que tenga que ver con el sexo, nos referimos a algo que podemos hacer cualquiera de nosotros sin ser expertos. Por ejemplo, si nos referimos a porno amateur, de lo que estamos hablando es que una persona o una pareja se ha decidido por grabarse haciendo algo que tiene cierto contenido sexual y que luego lo va a compartir a través de diferentes medios. La persona que lo vea no se suele encontrar con un guion muy trabajado, ni con un escenario muy elaborado y, en definitiva, con un gran presupuesto como el que puede llegar a poner una empresa que se encarga del rodaje de grabaciones porno.

Al igual que podemos encontrar estos servicios, también existe lo que se conoce como el sexo telefónico amateur.

sexo telefónico amateur¿En qué consiste el sexo telefónico amateur?

Siguiendo el mismo razonamiento anterior, podemos definir el “sexo telefónico amateur” como un servicio que normalmente se realiza entre particulares. Lo que más nos gusta de este tipo de servicios es la espontaneidad: es decir, el saber que vamos a hablar de sexo con una persona y que no sabemos cómo ésta va a reaccionar.

Una de las cosas que nos tiran para atrás en el momento en el que hablamos de sexo con una profesional es que parece como una especie de robot a seguir un guion para conseguir que el cliente se mantenga el máximo tiempo al teléfono para ganar más, pero, además, poder darle la máxima satisfacción posible. Si la chica es buena, probablemente no nos demos cuenta de que hay un guion… Pero no todas lo son.

Si ya estás harto/a de los servicios de sexo comerciales de toda la vida, quizá deberías de probar esta modalidad porque ya te aseguramos que es lo que buscas.